La extensión de un Plan Digital aplicado a la Educación plantea retos relacionados con las infraestructuras en los centros. Es un paso previo, a la vez que imbricado con la Digitalización de la Enseñanza y su extensión al alumnado y la comunidad educativa como forma de incidir en el desarrollo social y económico de nuestro entorno.

En el horizonte general está el impulso con actuaciones dentro de un marco temporal de actuaciones concretas (11-15) que permitan asentar las bases para su desarrollo en los centros educativos de manera que el uso de las TIC se convierta en otra herramienta más, y cuyo último fin  será la transformación metodológica y pedagógica que permita su incorporación de las TIC como elemento esencial para informarse, aprender y comunicarse.

•    Planificar las dotaciones a los centros educativos de manera que se facilite el acceso de la comunidad educativa a la Sociedad de la Información y el Conocimiento. Dotar de recursos que garanticen la conectividad en los centros (cable e inalámbrica).

•    Completar la dotación de aulas digitales en los diferentes niveles (equipos, PDI, armarios, proyectores, audio).

•    Optimizar el acceso a Internet de los centros educativos mediante una conexión de alta velocidad.

•    Adaptar los centros educativos para posibilitar la integración de las TIC como recurso didáctico y como vehículo de comunicación e instrumento de gestión académica y administrativa.

•    Crear un marco de actuación coordinada y de colaboración entre los distintos servicios y unidades de la Consejería de Educación en aspectos relacionados con las TIC.

•    Mantener y fomentar la sostenibilidad de las acciones emprendidas en los centros con el software de control necesario.