Plan de Interculturalidad para Cantabria

Consejería de Educación de Cantabria (2005). 71 p.

 

En los últimos años estamos asistiendo a sucesivos cambios sociales que, obviamente, tienen un reflejo en el ámbito educativo. Uno de estos cambió, de gran alcance, es la progresiva incorporación de alumnado inmigrante a nuestros centros, fruto de los movimientos globales de población que existen actualmente y que han convertido a España en un destino para muchas personas que, legítimamente, buscan mejorar su situación.

La presencia de estos alumnos y alumnas supone un enriquecimiento y, al mismo tiempo, plantea nuevas demandas al profesorado, puesto que éste ha de afrontar necesidades educativas que requieren, en muchos casos, una respuesta inmediata, como aquéllas derivadas del desconocimiento del español o, a más largo plazo, la potenciación de actitudes de aceptación y tolerancia frente a lo diferente.

Al mismo tiempo, al afrontar la multiculturalidad en las aulas es imprescindible tener en cuenta a otros grupos culturales minoritarios, como la comunidad gitana, que han estado presentes, históricamente, en nuestra sociedad y que no siempre han encontrado una atención educativa adaptada a sus peculiaridades. Por tanto, dos son los colectivos que aparecen en estas páginas como protagonistas: el alumnado extranjero y el perteneciente a minorías étnicas. Ambos forman parte de la natural diversidad que encontramos en nuestra sociedad y, por consiguiente, en nuestros centros educativos.

La presencia de alumnado perteneciente a diversas culturas también supone un desafío para la propia Administración educativa, que asume la obligación de facilitar los procesos de inserción escolar del alumnado perteneciente a culturas minoritarias y de apoyar a los y las docentes en esta tarea educativa mediante este Plan de Interculturalidad, teniendo siempre como referente el modelo educativo de Cantabria.

En este sentido, dos son los pilares básicos sobre los que descansan las medidas contenidas en dicho modelo: la atención a la diversidad del alumnado por parte de todo el profesorado y la importancia del centro educativo como estructura básica para la innovación y el progreso educativo.