Francisco Mañanes ha recibido a los 47 alumnos de 16 centros cántabros que han participado en esta experiencia de movilidad.

Mananes recibimiento Erasmus

El consejero de Educación, Cultura y Deporte, Francisco Fernández Mañanes, ha recibido a los 47 estudiantes de FP de Grado Superior de 16 centros educativos de la región que han participado en el programa Erasmus+, y que en esta ocasión ha ofrecido la posibilidad de realizar prácticas en 8 países, frente a los 4 del pasado año.

El consejero se ha dirigido a los participantes asegurando que esta experiencia les aporta una “mochila de formación” y les permitirá disponer de unas herramientas que les facilitará la obtención de empleo. En el transcurso del encuentro, en el que también ha estado presente la directora de Formación Profesional y Educación Permanente, María Jesús Reimat, ha intercambiado opiniones con los alumnos participantes en esta iniciativa que le han explicado su experiencia.

Mañanes ha asegurado que el Programa Erasmus +, además de favorecer la mejora de las competencias lingüísticas, fortalece el sentimiento de identidad con la UE, de la que “somos parte”-ha dicho- “y cuyas normas y ordenamiento jurídico nos afectan directamente a todos los países miembros”.

“Habéis hecho de embajadores de nuestro sistema de Formación Profesional, habéis mejorado vuestras competencias profesionales y vuestra empleabilidad, lo que contribuirá sustancialmente a vuestra inserción en el mercado laboral”, ha apuntado.

Asimismo, el consejero de Educación ha recordado que los titulados en FP tienen mayores oportunidades de empleabilidad y de encontrar un puesto de trabajo acorde a su titulación. En este sentido, ha subrayado que desde su departamento se apuesta por este programa, y por la movilidad, y ha recordado que nuestro país necesita de buenos profesionales para “colocarse en los puestos de cabeza”.

Estos alumnos han realizado la fase de formación práctica en distintas empresas de 8 países de la Unión Europea: Irlanda, Reino Unido, Alemania, Polonia, Portugal, Francia, Italia y República Checa, al tiempo que han cursado el módulo profesional de Formación en Centros de Trabajo.

Prácticas en la UE

La Consejería de Educación, Cultura y Deporte del Gobierno de Cantabria coordina un consorcio para facilitar las prácticas en empresas de los estudiantes de Educación Superior, formado por 24 centros de titularidad pública que imparten enseñanzas de Formación Profesional de Grado Superior.

En la presente convocatoria han sido 16 los centros educativos que han participado, involucrando a 15 familias profesionales y 23 ciclos formativos de Grado Superior. Un total de 47 alumnos han participado en esta convocatoria, 7 más que el año anterior, y se ha aumentado también la oferta de países de destino, pasando de 4 a 8.

La estancia del alumnado Erasmus+ en el país de destino ha sido de 13 semanas durante las cuales se ha desarrollado un curso de inmersión cultural y lingüística y la formación en centros de trabajo.

El programa Erasmus, que ha cumplido recientemente su 25 aniversario, es un programa de éxito que ha permitido a cientos de miles de estudiantes universitarios y de Formación Profesional poder conocer la realidad de otros países de la Unión y contribuir a hacer realidad una UE sustentada en el principio de una ciudadanía común.

La Consejería de Educación, Cultura y Deporte, a través del proyecto ‘Educantabria movilidad de Formación Profesional en Europa’, persigue que los alumnos de Formación Profesional realicen prácticas en centros de trabajo en Europa, al tiempo que cursan el módulo profesional de Formación en Centros de Trabajo y que así obtengan el reconocimiento y acreditación de toda la formación.

Esta iniciativa permite a los alumnos mejorar sus aptitudes lingüísticas y culturales y sus competencias profesionales, así como las relativas a nuevas tecnologías. Además, facilita aumentar la motivación mediante el aprendizaje en alternancia con el trabajo en otro país, con vistas a mejorar sus posibilidades de empleo y su inserción profesional.
Esta experiencia en el extranjero permite que su formación tenga validez y reconocimiento en Europa.