La deportista realizó la visita durante la Semana del Deporte organizada por el centro y que finalizó con una carrera solidaria en la que han participado más de 600 alumnos y profesores

Beitia Pereda

Santander, 5 de mayo de 2017

La historia del instituto José María Pereda ha estado vinculada al deporte desde siempre. Su pabellón deportivo, edificado en 1968, ha sido testigo del tesón, del coraje y de la pasión que miles de deportistas escolares y federados han dedicado entusiasmados a la práctica deportiva. Unos jugaban al fútbol, otros se afanaban con el voleibol, algunos intrépidos innovaron con el bádminton, hubo también quienes con inusitado y noble empeño plantaron las semillas del balonmano, cuyos celebrados frutos hoy se siguen recogiendo, e incluso existieron los clásicos que soñaron con el anhelado laurel de la mítica Olimpia.

Uno de estos soñadores fue, sin duda, la alumna Ruth Beitia. La deportista cántabra participó esta semana, junto con Valentín Pastor, Chuchi Cimiano y Raúl Ruiz en una mesa redonda sobre el deporte organizada por el instituto José María Pereda dentro de los actos de celebración del quincuagésimo aniversario del centro. Ante un auditorio de adolescentes curiosos y expectantes, la saltadora de altura relató cómo a los trece años “nació un sueño”: participar en unos Juegos Olímpicos como los que en ese momento se estaban desarrollando en Barcelona.

Su padre le dijo que para ello tendría que cumplir tres requisitos fundamentales: “estudiar, comer bien para mantenerse alejada de las lesiones, y enfrentarse a cada uno de los entrenamientos con alegría”, una triple recomendación que sigue en la actualidad con suma diligencia. Beitia que, para el deleite de alumnos y profesores, trajo consigo al Pereda su oro olímpico, ante la pregunta sobre su participación en los próximas Olimpiadas respondió risueña y enigmática con un esperanzador “nunca se sabe”.

Durante su visita al Pereda, Ruth Beitia inauguró también un aula que lleva su nombre así como una imagen en su honor que preside desde hace unos días las instalaciones del pabellón deportivo. La Semana del Deporte del Pereda concluyó con una carrera solidaria realizada en el parque de Las Llamas que reunió a más de seiscientos participantes entre alumnos y profesores. La prueba deportiva, en la que también participó el IES Santa Clara, simbolizó el hermanamiento entre dos centros educativos que comparten un pasado común. La carrera sirvió para recaudar fondos destinados a la asociación Aymy, que preside la santanderina Lucía Lantero y se ocupa de proporcionar un hogar y facilitar el acceso a la educación a la población infantil de Haití más vulnerable.

 

Acceso a la página web del centro en el directorio de Educantabria