El consejero de Educación y su equipo directivo analiza con los directores de Primaria y Secundaria los cambios en las evaluaciones finales, las pautas en los deberes escolares y el apoyo de los ayuntamientos a los bancos de libros

reunion secund

Santander - 20.12.2016

El consejero de Educación, Ramón Ruiz, ha dicho hoy a los directores de los centros públicos de Cantabria que el Presupuesto de Educación para 2017 crecerá aproximadamente en un 3%, semejante al año pasado, lo que supondrá un incremento de unos 16 millones de euros que en su mayor parte irá destinado a personal docente (Capítulo 1).

El titular de Educación, que ha estado acompañado por su equipo directivo, ha enumerado algunas partidas que se incrementarán el próximo año, como las destinadas a aulas de 2 años, equipamiento de los centros, apoyos en Educación Infantil o especialistas para la atención a la diversidad (Audición y Lenguaje y Pedagogía Terapéutica). “Otro incremento significativo, ha ampliado Ramón Ruiz, será el del funcionamiento de los centros: Nos comprometimos a subir el 4% y lo vamos a cumplir”.

Satisfacción por el nuevo calendario escolar

La reunión con los directores de Primaria ha tenido lugar en la UNED, mientras que la celebrada con los directores de Secundaria ha sido en el Centro de Profesorado de Santander. Ambas tenían en su orden del día dos puntos: valoración del desarrollo del primer trimestre escolar e informar a los directores sobre las evaluaciones de Primaria, ESO y Bachillerato, que han experimentado modificaciones en las últimas semanas.

Ramón Ruiz ha dicho que se alegra de que haya satisfacción por el nuevo calendario escolar entre los directores de los centros y las evaluaciones cualitativas que se han realizado, aunque todavía falte el informe del Servicio de Inspección al respecto.

Ramón Ruiz informa sobre las evaluaciones y bancos de libros

La desaparición de la reválida de 2º de Bachillerato tras las negociaciones de las Comunidades Autónomas con el Ministerio de Educación, ha dado tranquilidad a las familias, según ha explicado Ramón Ruiz, quien ha añadido que “la Prueba de Acceso a Estudios Universitarios (PAU) queda estructuralmente como estaba”. El consejero de Educación informó también que la evaluación final de 3º de Primaria será censal y tendrá carácter de diagnóstico, concretando que se celebrará a finales de mayo o primeros de junio. Las evaluaciones de 6º de Primaria y 4º de ESO serán muestrales y, por lo tanto, no se celebrarán en todos los centros.

En la reunión con los directores se abordaron otros temas relativos a las orientaciones de la Consejería sobre los deberes, o acerca de los llamados Bancos de Recursos. Respecto a estos últimos, el consejero ha dicho que aumenta el número de Ayuntamientos que optan por aportar a los centros educativos todo el montante de dinero destinado a libros y materiales curriculares.

Ramón Ruiz, que citó a municipios como los de Bezana, Piélagos, Camargo o Laredo entre los que han firmado convenios de colaboración con la Consejería en este sentido, se mostró favorable a flexibilizar la orden que regula la adquisición de libros para que los centros tengan cierta autonomía. El consejero puntualizó que es el profesorado y el equipo directivo de cada centro los que pueden innovar con estos materiales y determinar qué hacer en este tema, aunque las AMPAS ayuden.

Los deberes, adaptados a cada alumno

A preguntas de los directores, el consejero de Educación insistió en que “el Informe PISA 2015 corrobora que nuestro sistema educativo tiene un esqueleto sólido”.

En la reunión se han analizado también las pautas y orientaciones que ha hecho la Consejería sobre los deberes escolares, derivada de un acuerdo del Parlamento de Cantabria. Ramón Ruiz ha dejado claro que “los deberes no deben producir desigualdad entre los alumnos”; de ahí la importancia de que se adapten a las necesidades de aprendizaje de cada alumno, en una decisión que corresponde al centro, a través del claustro o de la Comisión de Coordinación Pedagógica. Se ha referido también a las orientaciones, que recogen el sentir de la UNESCO cuando manifiesta que no deben superar los 10 o 20 minutos diarios en Primaria, aumentando progresivamente en los niveles superiores de enseñanza.