El presidente ha visitado las últimas actuaciones ejecutadas para mejorar la calidad educativa en el municipio

ignacio-diego camargo

El Gobierno de Cantabria ha invertido 800.000 euros durante la presente legislatura en obras de mejora y ampliación de las instalaciones educativas ubicadas en Camargo.

El presidente de Cantabria ha informado hoy en su visita al municipio de las últimas actuaciones de la Consejería de Educación, entre las que se encuentra la instalación de un ascensor en el colegio Pedro Velarde y una nueva zona de juegos para Educación Primaria en el centro Juan de Herrera.

Diego ha destacado el impulso a la mejora de la accesibilidad y de la calidad educativa en el municipio, al contar "con más y mejores infraestructuras, atender las demandas y mantener los centros actuales en óptimas condiciones".

Por su parte, el alcalde de Camargo, Diego Movellán, ha agradecido el apoyo del Gobierno para hacer realidad "pequeños proyectos pero muy demandados por la comunidad educativa". En especial, se ha referido al  ascensor del colegio Pedro Velarde, en la que el Gobierno regional da respuesta a una "demanda histórica", que incluyó, ha recordado, la movilización de una familia y una campaña de recogida de firmas.

"Hoy este Gobierno de Cantabria ha garantizado la accesibilidad de uno de los colegios más antiguos de Camargo con casi 45 años de historia y en pleno casco urbano", ha subrayado.

Mejoras en cinco centros

La inversión global de las últimas actuaciones del Gobierno de Cantabria ha superado los 300.000 euros y han incluido la ejecución de obras en cinco centros de Camargo. En concreto, la Consejería de Educación ha transformado un área exterior en el colegio Juan de Herrera, que estaba inutilizable, en una zona recreativa dotada con juegos infantiles inteligentes. Éstos permiten a los profesores utilizar recursos tecnológicos ubicados en los juegos para impartir clases por ejemplo de idiomas.

La instalación del ascensor del Colegio Pedro Velarde ha supuesto una inversión superior a los 53.000 euros para atender   las necesidades de las personas con dificultades de movilidad.

El Gobierno de Cantabria ha invertido otros 50.000 euros en la construcción de una cubierta sobre el patio de Educación Infantil del colegio Matilde de la Torre, de la que se beneficiarán más de 250 niños.

En el Colegio Mateo Escagedo de Cacicedo, el Gobierno regional ha instalado una zona recreativa de unos 150 metros dirigida a niños de distintas edades, que ha contado con un presupuesto superior a los 60.000 euros.

Por último, en el centro Arenas de Escobedo se ha construido, por importe de 40.000 euros, un porche de gran amplitud para permitir el juego a cubierto y evitar  que padres y alumnos se mojen en los días de lluvia en los momentos de entrada y salida.