La Consejería de Educación de Cantabria pretende, con su modelo educativo, dar respuesta a las nuevas necesidades que se plantean al sistema educativo. Este modelo tiene como ejes fundamentales la atención a la diversidad y la concepción del centro educativo como núcleo de la innovación y del cambio, a fin de lograr el éxito educativo a través de una atención lo más personalizada a cada uno de los alumnos y alumnas, en la búsqueda de su desarrollo integral.

Entre las actuaciones llevadas a cabo para una mejor atención a la diversidad destaca la elaboración de un Modelo de Orientación para Cantabria. El objetivo que se persigue es potenciar la orientación con el fin de contribuir al desarrollo de una enseñanza de calidad, a través de la creación de nuevas estructuras de orientación y de la revisión y refuerzo de las ya existentes.

En este Plan se define la orientación como un proceso continuo que se desarrolla en tres niveles:

  1. La acción tutorial, que forma parte de la función docente
  2. La intervención especializada, que se desarrolla a través de diferentes tipos de estructuras y ámbitos (ver Cuadro Resumen)
  3. El asesoramiento específico, que se llevará a cabo desde el Servicio de Asesoramiento y Apoyo a la Orientación, de ámbito regional, tiene como finalidad el asesoramiento y el apoyo a los profesionales que componen las estructuras generales y singulares de orientación en ámbitos concretos tales como discapacidad auditiva, discapacidad motórica, trastornos de la personalidad y de la conducta, etc.


Las actuaciones, que se lleven a través de estas estructuras de orientación se realizarán mediante un enfoque colaborativo e intervendrán en los diferentes colectivos que componen la comunidad educativa: alumnado, familias y profesorado. Se incidirá en que todas estas actuaciones sean llevadas a cabo lo antes posible.



Modelo de Orientación | Texto Completo