Cuadernos de Educación 5. Las competencias básicas en el área de Matemáticas.

 

Luz Gutiérrez Ocerín , Ezequiel Martínez Rosales, Teresa Nebreda Saiz (2008). Consejería de Educación de Cantabria. 64 pp. ISBN: 978-84-95302-29-8.

 

A raíz de la reflexión abierta en distintos organismos internacionales en los últimos años (OCDE, UE…), sobre la necesaria formación que deben adquirir las personas a lo largo de su vida, para que puedan ser ciudadanos/as activos y participativos en la nueva sociedad del conocimiento, se han hecho algunas recomendaciones que, en esencia, consisten en la necesidad de que las personas adquieran y desarrollen una serie de competencias que se consideran básicas o claves para desarrollar un aprendizaje permanente.

La Consejería de Educación, en el marco de la implantación y desarrollo de la LOE y el currículo de Cantabria, comenzó en el curso 2006/07 un proceso que se ha plasmado en acciones de diversa índole (congresos, acciones de formación permanente del profesorado, publicaciones…), que ha tenido como finalidad dinamizar e impulsar los cambios que se hacen necesarios a la hora de abordar, por parte de la comunidad educativa, el nuevo contexto educativo. Uno de estos cambios ha sido, indudablemente, la introducción de las competencias básicas como elemento central del currículo, que, lejos de ser una cuestión meramente formal o rutinaria, nos debe servir para desarrollar en nuestro alumnado la formación que requiere la sociedad del siglo XXI: una formación integral, dotada de sentido crítico no sólo para comprender, sino también para actuar de manera adecuada ante los complejos problemas del mundo en que vivimos y que capacite a las personas para transformar la información en conocimiento y aprender a lo largo de la vida.

La sociedad actual demanda de los docentes tareas más complejas que las que podríamos denominar “clásicas”: explicar con claridad y evaluar con objetividad. Su función actual desborda tales tareas y se amplía hasta alcanzar la gestión de aquellos aspectos organizativos y curriculares que faciliten y provoquen aprendizajes relevantes y verdaderamente funcionales para la vida de los estudiantes.

Es por ello crucial asumir que la formación de las nuevas generaciones se vincula intensamente con el desarrollo de las competencias básicas. En este momento histórico, la educación se relaciona más que nunca con el desarrollo de la mente que aprende; con el desarrollo de capacidades y actitudes positivas hacia el aprendizaje y hacia la experimentación reflexiva y fundamentada.

En la presentación del Cuaderno de Educación 2 (“Las competencias básicas y el currículo: orientaciones generales”) dejábamos la puerta abierta al trabajo que en este sentido, debía seguir desarrollándose entre el profesorado y los centros. Es aquí donde se insertan las propuestas didácticas de este cuaderno, fruto de la labor de un grupo de docentes de Matemáticas de Cantabria, y claramente ligadas a los contextos concretos del área, a las metodologías didácticas y a los procesos de evaluación necesarios para incorporar el enfoque de competencias básicas a la práctica educativa diaria, y en concreto a la enseñanza de la Matemática.


 

Cuadernos de Educación 5. Las competencias básicas en el área de Matemáticas