Los centros privados concertados deberán solicitar autorización a la Consejería de Educación para la prestación de servicios escolares complementarios. También deberán comunicar las actividades extraescolares y complementarias que hayan sido aprobadas por el Consejo Escolar del centro, de conformidad con lo previsto en el Real Decreto 1694/1995, de 20 de octubre, por el que se regulan las actividades escolares complementarias, las actividades extraescolares y los servicios complementarios de los centros concertados.