Los seis grupos de alumnos de Formación Profesional Básica y otros tantos de Grado Medio de Decroly asistieron a un taller de prevención de drogodependencias impartido por Joaquín Landeras, técnico de prevención de la asociación Proyecto Hombre Cantabria; las distintas sesiones programadas para cada etapa educativa se celebraron en el Salón de Actos del centro

drogodepen Decroly

El consumo de drogas entre los adolescentes genera una preocupación y alarma social muy considerable en la ciudadanía. A pesar de que las cifras han disminuido en los últimos años, existe un alto grado de adicción, sobre todo en el caso del tabaco, del alcohol y del cannabis.

El Departamento de Orientación de Decroly incluye, entre sus múltiples funciones, la prevención de toda forma de violencia, la mejora de la convivencia y la aportación a los alumnos del centro de la mayor información y formación posible en los diferentes ámbitos del cuidado de la salud. En ese terreno, y en colaboración con la asociación Proyecto Hombre Cantabria, la orientadora responsable del mismo organizó una serie de charlas-talleres, por ciclos formativos, sobre Prevención de Drogodependencias.  

La programación de estas actividades, en formato charla-taller, fue realizada atendiendo a las demandas de los tutores y de los alumnos. Unos y otros creyeron conveniente efectuar alguna actividad encaminada al cuidado de la salud y de la prevención en el ámbito de la drogodependencia. Por esa razón, la coordinadora del área, Susana Sainz Pardo, programó estos talleres con el objetivo de contribuir a la prevención y disminución de los problemas vinculados al consumo de drogas, trabajando otros aspectos tan importantes como la toma de decisiones, los valores universales, las habilidades de interacción y la autoestima.

Tras analizar los distintos profesionales y recursos disponibles en la región, Decroly  decidió plantear la realización de esta actividad extraescolar a la asociación Proyecto Hombre Cantabria. Esta organización cuenta con amplia experiencia en el campo de la prevención, tratamiento y rehabilitación de las drogodependencias.

Proyecto Hombre Cantabria desarrolla, además, desde hace varios años, un programa de prevención cuyo objetivo consiste en mejorar la competencia personal y social de los adolescentes a través del aprendizaje y el desarrollo de habilidades y destrezas específicas. Con esas credenciales, el licenciado en Psicología, Joaquín Landeras, Técnico de Prevención de la entidad, acudió a Decroly para dirigir los distintos talleres con todos los alumnos pertenecientes a los seis grupos de FP Básica y otros tantos de Grado Medio.

Las actividades estuvieron divididas en dos partes. En la primera, se trataron contenidos relacionados con las adicciones: ¿qué son?, ¿qué tipos existen? –en este apartado el ponente se refirió, en primer lugar, a la ludopatía, además de a las drogas- y ¿cuáles son las causas físicas, psicológicas y económicas que podrían influir en los entornos sociales a los que se pertenece? En ese contexto, Joaquín Landeras hizo alusión y explicó el Proyecto Hombre. En la segunda parte, el conferenciante centró el foco en los distintos tipos de drogas existentes, sus consecuencias a corto y largo plazo y los riesgos que su consumo conlleva.

En todas las sesiones celebradas, los alumnos se mostraron muy interesados. Los adolescentes de FP Básica y sus compañeros de Grado Medio participaron activamente formulando preguntas e interactuando con el ponente y entre ellos de forma natural y espontánea. Además, contribuyeron al éxito de las jornadas con sus comentarios sobre cuestiones que les llamaban la atención o que les habían sucedido a ellos o a otras personas conocidas. Plantearon cuestiones curiosas. Entre todas, una desatacó especialmente: ¿si fumas marihuana sola, es mejor que mezclarla con tabaco?

Acceso a la web del centro en el Directorio de Educantabria