Ambas consejeras han inaugurado las II Jornadas de Formación Profesional, donde más de 200 docentes y profesionales abordarán los nuevos títulos y su repercusión en los sectores productivos

 La Vicepresidenta y consejera de Empleo y Bienestar Social, Dolores Gorostiaga, y la consejera de Educación, Rosa Eva Díaz Tezanos, durante las II Jornadas de FP

La Vicepresidenta y consejera de Empleo y Bienestar Social, Dolores Gorostiaga, y la consejera de Educación, Rosa Eva Díaz Tezanos, han calificado hoy a la Formación Profesional (FP) como una oportunidad de calidad para acceder al mercado laboral y no una mera alternativa. Por ello, es necesario que la FP esté permanentemente apegada a las necesidades empresariales de la región, puesto que, según la Vicepresidenta, "un sistema de formación moderno debe disponer de los mecanismos de relación con las empresas, de normas para la certificación y acreditación de los aprendizajes conseguidos, y de instrumentos para promover la calidad y la innovación".

Para conseguir este objetivo, la FP está en pleno proceso de transición y adaptación, que permita el aprendizaje a lo largo de la vida. "El desarrollo de la sociedad del conocimiento implica cambios rápidos que exigen concentrar todos los esfuerzos en las profundas adaptaciones que requiere la formación profesional", ha aclarado la Vicepresidenta.

Más de 200 profesores

Precisamente para eso, para dar a conocer los aspectos más relevantes de la nueva FP, situando al profesorado en el marco de cualificaciones a nivel nacional y europeo, ambas consejeras han inaugurado esta mañana las II Jornadas de Formación Profesional (FP). A ellas asisten más de 200 personas, entre profesorado, equipos directivos, orientadores o responsables de los servicios de relaciones con el entorno productivo e información y orientación laboral. Organizadas por la propia Consejería de Educación y el Ministerio de Educación, Política Social y Deporte (MEPSYD) con el lema ‘Los nuevos títulos de Formación Profesional y sus repercusiones en los sectores productivos de Cantabria', se desarrollarán entre hoy y mañana en el Conservatorio ‘Jesús de Monasterio' de Santander. Además, expondrán las necesidades actuales y futuras de cualificación de trabajadores en la región, ya que, en palabras de Gorostiaga, "Cantabria es una de las regiones de España que más apuesta por potenciar la formación en la sociedad del conocimiento, haciendo que los sistemas de formación se adapten a las nuevas demandas sociales y empresariales".

Mejora de las oportunidades de acceso a la FP

Por su parte, la consejera de Educación ha explicado que "para proporcionar a las personas la formación requerida por el sistema productivo y acercarla a la realidad del mercado laboral", los títulos de FP van a cambiar o ya lo han hecho en este curso. Su implantación "va a permitir el incremento y mejora de oportunidades y condiciones de acceso a la formación de todos los colectivos, facilitando así las posibilidades de cualificación necesarias para el desarrollo de la actividad profesional, personal y social".

Además, ha precisado Díaz Tezanos, dados los continuos cambios económicos, sociales, culturales o tecnológicos "es necesaria la generalización del aprendizaje a lo largo de la vida para que los trabajadores estén permanentemente actualizados y cualificados". De ahí, que los centros educativos y su profesorado deben "flexibilizar la formación y mejorar las condiciones de acceso a la misma", pero también deben conocer "las necesidades de cualificación de la ciudadanía de Cantabria, que están en gran medida vinculadas a las demandas de las empresas de la región".

La formación, un valor seguro en tiempos de crisis

La ponencia inaugural ha corrido a cargo del director general de Formación Profesional del Ministerio de Educación, Miguel Soler Gracia, quien ha señalado que "la crisis es un buen momento para invertir en valores seguros, como la educación y la formación". El ponente ha resumido así la ‘hoja de ruta', presentada recientemente por los ministros de Educación y Trabajo: extender la red de Centros Integrados de FP, con oferta dirigida a la población escolar y adulta; implantar la red de Centros de Referencia nacional en cada una de las 26 familias profesionales, crear una plataforma semipresencial a distancia con una oferta parcial útil para la población trabajadora, y fomentar las prácticas profesionales y la movilidad profesional.

Soler se ha referido también a los ‘nichos' de empleo con futuro, entre los que ha citado los derivados de la implantación de la Ley de Dependencia y la escolarización de 0 a 3 años, por la demanda de técnicos cualificados, así como el campo de las energías renovables.

Prestigio creciente de la FP

En su ponencia sobre el presente y futuro de la Formación Profesional, ha dicho que la FP tiene un prestigio creciente entre los empresarios y entre los profesionales, pero todavía es escaso en las familias. Soler, que ha dicho que la inserción profesional de los titulados de FP alcanza al 76% de los titulados, ha señalado también que "los primeros que están saliendo del mercado laboral por la crisis son los jóvenes con menor nivel de cualificación".

El director general ha añadido que los jóvenes deben tomar conciencia de que "cambiarán de puesto de trabajo y de actividad a lo largo de su vida laboral". En este sentido, ha ampliado que "la orientación profesional tiene que ser a lo largo de la vida, como la formación", abogando por una mayor presencia de los orientadores en los institutos de secundaria.

El responsable del Ministerio de Educación se ha mostrado partidario de flexibilizar más el paso de los ciclos de grado medio a grado superior, y de los Programas de Cualificación Profesional Inicial que han comenzado a implantarse para reducir el abandono escolar. Miguel Soler ha fijado como objetivo de su departamento, que "todas las cualificaciones, todos los títulos y todos los certificados estén aprobados para 2010, para que los profesionales y los ciudadanos en general puedan visualizar el mapa completo de la Formación Profesional".